En los comerciales de detergentes, los niños llegan con lodo en su ropa y la mamá les sonríe. Yo llegaba así y mi mamá me daba unos putazos.

En los comerciales de detergentes, los niños llegan con lodo en su ropa y la mamá les sonríe. Yo llegaba así y mi mamá me daba unos putazos.

Word Crimes… by Weird Al

nevver:

Know your double, a doppelgänger field guide -
John Martz